Tips para dormir

Dormir bien es algo esencial, nos llena de energía, es bueno para la salud y combate el estrés. Pero la realidad es que muchos de nosotros sufrimos trastornos del sueño. La buena noticia es que tienes un gran abanico de prácticas y rituales que pueden ayudarnos a dormir más y mejor:

1. ELIGE BIEN TU PRÁCTICA:

Si padeces de insomnio, debes prestar especial atención a qué tipo de Yoga haces y a qué hora. De poco sirve hacer una práctica muy energética si después quieres irte a la cama. Es mejor realizar secuencias revitalizantes por la mañana. Reserva las ultimas horas del día para practicas más lentas, enfocadas a la relajación y que te ayudarán a descargar todo el estrés que acumulaste durante el día.

2. VE A LA CAMA LO MÁS ‘FREE’ POSIBLE:

Intenta evitar rodearte de sustancias o aromas químicos y dí ‘sí’ a los aceites esenciales como la lavanda o el ylang ylang, son muy recomendables para fomentar la calma antes de ir a dormir. Los aceites los puedes usar con difusores para perfumar el ambiente, o en forma de lociones para extender sobre tu piel.

Asimismo, cuida el espacio donde duermes, sueñas y donde pasas una significativa parte de tu vida. Limpia tu campo visual de todo lo que no sea imprescindible y, si eres de los que les gusta tener cosas, al menos intenta rodearte de elementos naturales.

Y si cuidas lo que hay a tu alrededor, cuídate también desde dentro, con tés relajantes de camomila o valeriana a la hora de dormir y no olvides tomar bebidas ‘caffeine free’ después de las 6 de la tarde.

3. CONQUISTA TU RESPIRACIÓN:

Respirar es el primer acto que aprendemos al nacer y el primero que olvidamos hacer bien. Antes de dormir, concédele un momento al oxígeno. Puede parecer un pensamiento básico, pero al respirar estás inhalando una buena parte de naturaleza, de los bosques y mares, de uno de los elementos primordiales que permiten la vida en la Madre Tierra.

Practicar Pranayama puede serte de ayuda. Esta práctica – que literalmente significa “extender la fuerza vital”- forma parte del corazón del Yoga y tiene un misterioso poder para revitalizar un cuerpo cansado, espíritu decaído o mente salvaje. Esta técnica te ayudará a regular conscientemente la respiración, cambiando tu ritmo respiratorio y modificando así tu estado mental.

Nadi Shodana mental es una técnica muy útil. Se trata de dividir el cuerpo en dos laterales, imaginando que inhalamos y exhalamos usando nuestras fosas nasales de forma alternada, visualizando que inhalamos por la ventana derecha y que exhalamos por la otra o al contrario. Es muy buena idea preguntar a tu profesor/a de Yoga sobre esta técnica. Induce a la tranquilidad, equilibra el sistema nervioso, y es muy beneficiosa a los que nos cuesta “callar” la mente.

4. SI NO SABES MEDITAR, AYÚDATE DE UNA APP:

Meditar antes de ir a dormir es muy beneficioso. Es una forma muy eficaz de ordenar la mente y prepararla para el descanso. Existen docenas de apps que pueden ayudarte a meditar, incluso si solo tienes tiempo para hacerlo en al autobús de vuelta a casa. Te recomendamos Headspace, que aunque es en inglés, propone un acercamiento gradual a la meditación y sus explicaciones son muy claras y fáciles de implementar.

5. DI “BUENAS NOCHES”:

Crea un ritual para irte a la cama para indicarle a tu cuerpo y tu mente que la actividad diaria ya ha terminado y que es momento de descansar. Cenar con al menos dos horas de antelación y apagar -o dejar fuera de la habitación- tu ordenador y  tu móvil media hora antes de dormir te ayudará a digerir mejor el día y, además, te dejará el espacio necesario para  centrarte en tus manos, en tus pies, en tu cuerpo. Cierra tus ojos algunos segundos  y date una ducha mental de amor y agradecimiento, esto te ayudará a limpiar y a equilibrar tus emociones y así conseguirás darte las buenas noches tal y como te mereces.

Para algunos, dormir bien puede ser un arte. No obstante, es algo a lo que con práctica y gracias a ciertos elementos del Yoga, todos podemos aspirar.

Comparte:
Valora:[kkratings]
Yoga en tu email.

En Mandiram queremos mejorar tu espacio físico y mental y el de la bandeja de entrada de tu email.

Por eso enviamos pocas newsletters, pero interesantes.

Lo prometemos.





Mandiram
NO. GRACIAS
newsletter
×