formacion yin yoga barcelona

Bernie Clarke, autor de Yin Yoga, dice: “No usamos el cuerpo para ponernos en una postura, usamos la postura para entrar en nuestro cuerpo”.

A menudo, cuando nos sentimos incómodos o desconcertados, nuestra respuesta instantánea es desear cambiar algo. Sin embargo, el Yin nos enseña que cuando te relajas y respiras hacia tus puntos de tensión, éstos se suavizan. Es justo entonces cuando empezamos a sentimos cómodos en lugares y asanas que antes eran inconcebibles para nosotros. Esa es una buena lección de vida, ¿no crees?

Es por eso que el Yin Yoga es hoy un estilo en expansión. Una práctica cada vez más demandada por su capacidad de desacelerarnos y llevarnos hacia el equilibrio en un mundo frenético. (Si quieres leer otros beneficios del Yin Yoga léete este otro post).

Así que, si piensas que ha llegado la hora de profundizar en esta práctica, incluso si nunca intentas enseñar un día en tu vida, te damos 3 consejos para que elijas una buena formación de Yin Yoga (o cualquier otra):

1- ELIGE UN PROGRAMA QUE SE ADAPTE A TU RUTINA. 

Para empezar un curso, ¡primero tienes que saber si puedes asistir! Hay tantos formatos como escuelas: en forma de retiro, intensivos, internacionales, … Para algunos, salir totalmente de su vida cotidiana es mucho más eficaz para el aprendizaje. Para otros, compaginar un curso con el fin de semana es mejor opción.

Por ejemplo, en nuestra formación de Yin Yoga, preferimos espaciar un poco el tiempo para que puedas asimilar los conceptos. Por eso la realizamos durante las vacaciones de agosto y, después, durante un fin de semana en noviembre.

2- FÍJATE EN CÓMO ENSEÑAN ANATOMÍA.

¡Esta es un gran consejo! Asegúrate de que el programa de tu formación de Yin Yoga tenga una base sólida de anatomía. La anatomía no solo transformará tu propia práctica para que puedas adaptar el Yin Yoga a tu cuerpo, sino que también te permitirá llevar mucha más conciencia a tus clases regulares.

Como dice nuestra Formadora de Yin Yoga, José de Groot, aprender a secuenciar es tan importante como tener un buen conocimiento de anatomía (huesos, músculos, tejido conectivo) y de anatomía energética (chi, vías de meridianos, 5 elementos, medicina china).

Practicar o enseñar sin conocer el cuerpo se paga a lo grande a largo plazo, así que asegúrate de que esté realmente enfatizada en tu programa.

3- INVESTIGA SOBRE LOS PROFESORES.

Por último (y no menos importante) lee un poco sobre quién va a ser tu maestro/a. Mira cuánto tiempo lleva enseñando, qué formaciones ha hecho, quiénes son sus maestros, qué piensan otros alumnos … Estos datos te serán de ayuda para cerciorarte que estás en buenas manos.

Otra idea es tomar algunas clases con ese profesor y asegurarte que disfrutas de su estilo de enseñanza y que te sientes conectado con él/ella. 

Si estás pensando en la Formación de Yin Yoga de Mandiram, vamos a ahorrarte un poco de tiempo. Aquí tienes todo lo que debes saber sobre José de Groot, la introductora y primera formadora de Yin en Barcelona.

¡Suerte en tu búsqueda!

guillermo arriaza

POR GUILLERMO ARRIAZA

CONOCE NUESTRA FORMACIÓN DE YIN YOGA

Formacion de yin yoga barcelona

FORMACIÓN DE YIN YOGA | MANDIRAM

La formación más completa de Yin Yoga en nuestro país, impartida por José de Groot, la introductora primera formadora de este estilo en Barcelona.

Comparte:
Valora:[kkratings]
Yoga en tu email.

En Mandiram queremos mejorar tu espacio físico y mental y el de la bandeja de entrada de tu email.

Por eso enviamos pocas newsletters, pero interesantes.

Lo prometemos.





Mandiram
NO. GRACIAS
newsletter
×