porqué practicar yin yoga en otoño

La luz se debilita, las temperaturas bajan, las hojas de los árboles cambian de color y caen: ha llegado el otoño. Después del verano, el período más yang del año y de mayor actividad, la naturaleza se está preparando para entrar en un nuevo ciclo, un ciclo más yin, de descanso.

Los humanos somos parte de la naturaleza y, de la misma forma, tenemos que prepararnos para el cambio de estación. Conservar los beneficios del verano, almacenarlos y soltar lo que es innecesario, lo que no nos sirve, tal y como lo hacen los árboles soltando sus hojas. A medida que el clima se vuelve más frío comenzamos a llevar la energía hacia adentro, lo que nos da tiempo para detenernos, reflexionar, evaluar y procesar lo que nos ha dado la temporada de crecimiento del verano.

El yin yoga, entre otros beneficios, ofrece este espacio de quietud, silencio y tranquilidad para observarnos, re-conectar con nuestra verdadera naturaleza, aceptar y adaptarnos a los cambios.  

En la Medicina China, el elemento natural que rige durante el otoño es el metal. La energía del metal corresponde a los pulmones e intestino grueso, que rigen la función respiratoria y de eliminación del cuerpo. Estos sistemas son poderosamente simbólicos para el ciclo natural de dar y recibir de la vida. Los pulmones reciben el oxígeno y lo liberan en forma de dióxido de carbono. De forma similar, a medida que los nutrientes ingresan en el intestino grueso se liberan como desechos. El mismo paralelismo se puede visualizar en la naturaleza cuando las hojas multicolores realizan su camino hacia la tierra.

Cualquier disfunción de la energía metal, puede provocar melancolía, tristeza y desánimo. El yin yoga ayuda a equilibrar y fortalecer la energía del metal para vivir con fuerza y flexibilidad los cambios que vienen por delante. Por lo tanto, en el Yin yoga y en otoño, estimularemos la capacidad de los pulmones encargados de captar la energía vital , el “chi”, nutrir el cuerpo con el oxígeno y eliminar las toxinas. También estimularemos el intestino grueso para favorecer una buena digestión.

Las posturas que más te recomiendo son aquellas que estimulan los meridianos del pulmón e intestino grueso (zona superior del cuerpo). Es decir, tronco, brazos, hombros. ¡Te espero en nuestras clases de Yin yoga regulares para equilibrarlo!

magali banctel

POR MAGALI BANCTEL

¿QUIERES PROBAR NUESTRA MASTERCLASS DE YIN?

masterclass de yin yoga y velas

MASTERCLASS DE YIN YOGA Y VELAS

Apúntate a una práctica larga de Yin Yoga para lograr un estado de profunda relajación y alcanzar más serenidad, equilibrio y armonía interior, todo enmarcado en un ambiente íntimo iluminado solo con la luz de las velas.

Comparte:
Valora:[kkratings]
Yoga en tu email.

En Mandiram queremos mejorar tu espacio físico y mental y el de la bandeja de entrada de tu email.

Por eso enviamos pocas newsletters, pero interesantes.

Lo prometemos.





Mandiram
NO. GRACIAS
newsletter
×