¿PUEDO PRACTICAR YOGA CON LA MENSTRUACIÓN?

Oh, la menstruación.

En esos días que a veces tememos, he aprendido a conectarme con la parte femenina de mi cuerpo. Además, como profesora de yoga dinámico, tengo que trabajar con mi cuerpo y practicar para poder dar mis clases, así que aquí va unos consejos si eres una yogui disciplinada y sigues con tu práctica aún cuando tienes tu menstruación.

Primero de todo, durante esos días del mes nos sentimos más incomodas y pesadas. Carecemos de vitalidad ya que nuestros cuerpos están dirigiendo mucha energía al proceso de limpieza.

Una de las cosas que aprendemos en la práctica del Yoga es a escuchar nuestro cuerpo. Si te sientes cansada, inquieta o desmotivada durante tu ciclo, es mejor que respetes el momento que estás experimentando.

Sin embargo, si sientes la necesidad de practicar, puedes hacer una práctica completa, salvo algunas diferencias. Somos más flexibles menstruando, pero no por eso debemos ir más lejos en las aperturas de cadera, no es necesario ir al máximo ni forzar el cuerpo.

Otro detalle importante, donde surgen muchas dudas es en las posturas invertidas. ¿Podemos invertirnos? Para contestar esta pregunta debemos antes conocer los tipos de prāṇa (energía):

– Prana: la energía de la respiración, de nariz hacia abajo.

– Udana: de la región del cuello, dirección ascendente.

– Vyana: movimiento centrífugo.

– Samana: movimiento centrípeto.

– Apana: desde el ombligo en dirección descendente.

Según el tipo de prāṇa más presente en la menstruación, apana, no es conveniente invertirse. Ya que se va en contra de la energía y dirección natural del momento, lo más probable es que lo sientas inconscientemente. La mejor alternativa es Viparita Karani āsana. 

Aun así, si sientes que tienes el día “girado” es bueno invertirse, ya que estas posturas ofrecen muchos beneficios. Entre ellos: cambio de perspectiva, mejora la circulación, son revitalizantes y dan sensación de confianza y valor. A diferencia de otro momento del mes, no mantengas la postura muchas respiraciones.

Para acabar, lo más importante es ser coherente a lo que sentimos y respetar nuestros cuerpos. Si nos apetece nos hará bien, si no es así, lo mejor es tomarse un descanso.

“Los dolores que están por llegar pueden y deben ser evitados.” – Sutra II.16


cristina jimenezCRISTINA JIMÉNEZ

Profesora de yoga dinámico y yoga prenatal.”

 

Otras lecturas que pueden interesarte

5 RAZONES PARA PRACTICAR YOGA PRENATAL

Por Ellen Lima.

LOS SECRETOS DE LA OXITOCINA: LA HORMONA DEL AMOR

Rossana te lo cuenta.

4 BENEFICIOS DEL YOGA PARA NIÑOS

¡Aquí te explicamos 4!

Tagged with →  
Comparte:
Valora:
4.9 (98.1%)
Yoga en tu email.

En Mandiram queremos mejorar tu espacio físico y mental y el de la bandeja de entrada de tu email.

Por eso enviamos pocas newsletters, pero interesantes.

Lo prometemos.





Mandiram
NO. GRACIAS
newsletter
×